Nadie puede estar feliz después de una derrota, pero no todas las derrotas dejan el mismo sabor porque hay maneras y maneras de perder. El Atlético Bembibre no consiguió clasificarse para disputar la final autonómica de la Copa de la Real Federación Española de Fútbol, al caer derrotado por 1-3 en la prórroga frente al Zamora, un rival de categoría superior al que llegó a poner contra las cuerdas, pero como explica Miñambres “nos vamos reforzados, tristes hoy, pero seguro que mañana pensaremos que estamos haciendo las cosas bien”.

El Atlético Bembibre llegaba a este partido con bajas importantes, Fatah por lesión, Yaya Zoua porque no estuvo la ficha a tiempo, y Alderete aunque entró en la segunda mitad, arrastraba problemas físicos y se quedó de inicio en el banquillo. Para hacerlo aún más difícil, un fallo en el despeje nada más comenzar el partido, le dejaba el balón muerto a Silva dentro del área para fusilar a Ivanildo.

El encuentro se ponía muy cuesta arriba para los bercianos, pero estos jugadores además de calidad tienen amor propio y espíritu de lucha para no darse por vencidos. Consiguieron equilibrar el juego antes del descanso, y después de la reanudación también el marcador.

La segunda parte se inició con una jugada polémica, un choque entre Álex Martínez y el portero que los bembibrenses reclamaron como penalti. A los 63 minutos Cristian desaprovechó una ocasión muy clara para lograr el empate después de recoger un mal despeje del portero en la presión, pero el disparo se marchó por fuera pegado a la cepa del poste. Fue un aviso de lo que iba a suceder tan solo 3 minutos más tarde, cuando Lolo, al botar una falta lateral, enviaba el balón a la red.

El Bemibre estaba siendo mejor y de nuevo Cristian recibía un balón franco para marcar, pero se entretuvo demasiado y un defensa consiguió desviar el remate lo suficiente para que no se introdujera en la portería.Con empate 1-1 finalizaban los 90 minutos y se llegaba a la prórroga.

Los locales estaban ya justos de gasolina, Miñambres había utilizado todos los jugadores disponibles y tenía dos juveniles sobre el terreno de juego. Fue el momento propicio para que aflorara la calidad del Zamora en una jugada que culminaba Iban Ribeiro para anotar el segundo. Era el minuto 98, y en el 103 Javi, después de varios despejes, dejaba definitivamente sentenciada la eliminatoria.

Miguel Ángel Miñambres, después de felicitar al Zamora por la clasificación, señalaba que el Atlético Bembibre había llevado al límite a un equipo “buenísimo” como es el Zamora, “un auténtico equipazo”. “Hemos apretado hasta que no podíamos más y la calidad también decanta partidos”. Lamentó también la falta de acierto en las dos ocasiones de Cristian, que pudo haberles dado la eliminatoria, pero “la verdad es que estoy super orgulloso porque han leído el plan de partido muy bien, con mucho sacrificio, mucha humildad y al final hemos estado a punto…”